Leche fortificante

Elaboración

Esta bebida constituye una inmediata recuperación de energías. He aquí como prepararla: bátanse cuatro cucharaditas de levadura, de las de postre, en medio litro de leche fresca, una tacita de leche desnatada en polvo, y una cucharada de miel. Añádase enseguida otro medio litro de leche fresca. De este modo se obtiene una bebida no sólamente deliciosa, sino extraordinariamente rica en hierro, calcio, proteínas y vitamina B. Debe tomarse entre comidas o al acostarse.