Rapaduras de “Mieldecaña”

Ingredientes:

1/2 l “Mieldecaña”
1 y 1/2 kg. Azúcar
Una cucharadita pequeña de canela
Una cucharadita de matalahúva (molida)
La ralladura de un limón

Elaboración

Se mezcla la miel con el azúcar, se lleva al fuego y se le va dando algunas vueltas (con una cuchara de madera) para que no se pegue, hasta que cuando levante la masa con la cuchara forme un cordón que caiga al recipiente. Otra prueba es en un vaso de agua fría, dejar caer unas gotitas de la pasta en el agua: si se va al fondo del vaso, formando unas bolitas, ya está, si por el contrario se disuelve, se continúa con la pasta al fuego y se vuelve a hacer la prueba. Al apartarla, se continúa revolviendo al tiempo que se le añade el resto de los ingredientes y 150 gramos de almendras picadas o molidas, con su cáscara se sigue batiendo otro ratito hasta que el líquido esté un poco más espeso, pero que se pueda vaciar en moldes cónicos de madera, barro o lata.
Los moldes deben ser hechos de dos partes, para así poder sacar las rapaduras al ratito, cuando estén duras y aunque estén calientes. Por último, se rellena con un poquito de gofio.